3 ago. 2009

A LAVARSE QUE VIENE EL INSPECTOR

















“El Fondo Monetario Internacional de
regreso a Uruguay para controlar
la situación económica del país.
¿Y cómo, no era que no teníamos nada que ver
con el Fondo, y que ahora la deuda era soberana?


El próximo 3 de septiembre llegará una misión de técnicos del
Fondo Monetario Internacional FMI, para auditar la situación de
la economía uruguaya durante dos semanas.
La delegación del Fondo estará encabezada por el representante del
organismo para Uruguay y Argentina, Gastón Gelós.
Desde hace un tiempo, el mexicano Marco Piñón, jefe de las misiones
del organismo para Uruguay, no trabaja más con el país.
Los técnicos del organismo mantendrán reuniones con el equipo económico
Ministerio de Economía y Banco Central, otros organismos públicos,
consultores privados, empresarios y políticos.
Esta misión se enmarca en el llamado artículo 4° del organismo, por el
que corresponde analizar “in situ” la situación de cada país miembro del
Fondo una vez por año.
El progresismo tiene estas cosas, un día dice una cosa y al día siguiente
todo lo contrario.
Astori no bien asumió el ministerio de economía, pagó por adelantado
ciertos compromisos que el país tenía con el Fondo Monetario Internacional,
el cual se encontraba en una situación económica muy crítica.
Argumentó entonces que el país ya no tenía compromisos con ese organismo
de crédito internacional, y que a partir de ese entonces “nuestra
deuda era soberana”. Soberano engaño debió decirse entonces.
El Fondo sigue mandando en nuestro país y con los progresistas
mucho más que con blancos y colorados.
Por algo el Banco Mundial abrió una sucursal en nuestro país, y existe
una foto muy famosa donde está Mujica, María Julia Muñoz y Arana
brindando con champagne, con la representante de esa institución en nuestro
país.
Muchos de los dirigentes frenteamplistas, se han acostumbrado a mentir,
y muchos uruguayos a que les mientan.
Mintió la edila de la Vertiente Artiguista, Ana Laura Fernández, cuando fue
electa como Secretaria General de la Intendencia Municipal de Montevideo
durante el gobierno de Mariano Arana.
Una mujer joven catapultada como futura candidata por ese sector y sustituyendo
a María Julia Muñoz, hasta que se conoció que no era abogada recibida tal como
se hacía constar en su currículum municipal.
Y ahora salta otro caso, esta vez ¿cuándo no?, en una militante perteneciente
al partido de Fernández Huidobro, uno de los sectores más votados del Frente Amplio.
Al parecer la Ministra de Desarrollo Social, Marina Arismendi, del Partido
Comunista ahora aliado del MLN Tupamaro, decidió no investigar
a pesar de estar enterada del asunto, sobre el caso de una funcionaria en un cargo
de confianza en su cartera, que se hacía pasar por abogada aunque, no estaba recibida.
La ministra reconoció conocer la situación.
Stella Mary Chury de cuarenta y ocho años funcionaria judicial que en pase en
comisión es la coordinadora territorial del MIDES para la Costa de Oro y Ciudad
de la Costa, repartía tarjetas personales en las que se decía, “Doctora”, estampó en documentos
del Ministerio su sello personal acreditándose esa profesión y siempre se hizo llamar
abogada ante sus compañeros de trabajo en el ministerio.
Ante cualquier duda, Chury argumentaba que nunca había ido a buscar el título a la
Universidad de la República.
Consultada por los medios de prensa la funcionaria reconoció que no había
terminado la carrera. La decana de la Facultad de derecho Dora Bagdsarian confirmó
que Chury no era recibida como abogada y debe exámenes.
En marzo comenzó a circular un correo electrónico denunciando un
caso de “corrupción”. “Chury ocupa un cargo político de confianza de este gobierno
ostentando el título de doctora en leyes, que no posee ya que nunca completó sus
estudios universitarios”. A la ministra Arismendi le llegó el correo a su
casilla pero le restó importancia. Ese mismo mes, funcionarios del Mides
le plantearon el caso personalmente y prometió ocuparse.
Según la publicación del suplemento del diario El País, “Que pasa”, la
supuesta doctora en la primera llamada telefónica a su celular, al pedir con
“la doctora Chury” preguntó quien la buscaba y pidió que se le volviera a
llamar más tarde. En la segunda oportunidad Chury militante de la Corriente
de Acción y Pensamiento Libertad CAP-L una -escisión del MPP
que responde al senador Fernández Huidobro- admitió haber mentido.
Buscaba escalar políticamente diciendo que era abogada. Y había pedido
quedarse en el MIDES, porque en la Justicia gana unos nueve mil pesos
y acá unos 25 mil pesos, dijeron algunas fuentes.
Según el artículo 167 del Código Penal, que castiga el delito de usurpación
de título dice: “El que se abogare títulos académicos o ejerciere profesiones
para cuyo desempeño se requiere una habilitación especial, será castigado con 20
Unidades reajustables a 900 Unidades reajustables de multa”.
La supuesta doctora del CAP-L cuenta también otra historia de amor, donde
habría recibido presiones de su compañero.
Por supuesto tampoco va a pasar nada.
Y otra vez Arismendi dirá como en otras oportunidades “¿No hay derecho
a enamorarse entonces?”
Esta es otra de las mentirillas de los dirigentes del gobierno progresista.
Hablan de la ética, la cristalinidad, la transparencia, los concursos, y otras yerbas.
Mujica ataca a los blancos por el lado de la corrupción, durante sus
gobiernos, del clientelismo político, y el engorde del Estado como problemas
sociales, reflejados en el llamado burocratismo.
Sin embargo durante el gobierno que él integró y que hasta ahora respalda
y ayuda a sostenerse, han entrado a la administración pública miles de
personas. Han utilizado los planes de ayuda social, como carta de presentación
electoral. Son miles las personas que dependen de ciertos dirigentes
progresistas, de que se les renueve esa ayuda.
Se ha sabido de muchos familiares y amistades que han ingresado a la
administración pública, bajo el modo de “contratos de trabajo” o personas idóneas e imprescindibles para la administración. Y estos sueldos no bajan de los 25 mil o treinta
mil pesos. ¿Dónde quedaron los concursos? ¿Cuál puede ser la idoneidad de personas
que dicen tener una profesión, sin tenerla?
Pero esto no es lo más sorprendente, ni lo más grave.
Al fin de cuentas hay menos distancia entre unas personas que dicen ser
abogadas, y se hacen llamar doctoras, que de ciertos Ministros que toman a su cargo
Ministerios para manejar la agricultura, ganadería y pesca de un país sin haber
ordeñado una vaca en su vida ni haber pescado en la escollera.
Hay dirigentes sindicales que han tomado a su cargo Ministerios como el de
Industria, y le han hecho perder al país cientos de millones de dólares
celebrando seguros petroleros, o pretendiendo desarrollar una industria azucarera
sin haber visto la caña más que en una botella. Eso es mucho peor.
Es más trágico lo de PLUNA, lo de AFE, y los líos en que nos metemos con las
Playas de Contenedores, los juicios por el Puente del Santa Lucía, y haber
autorizado a BOTNIA, ENCE, STORA ENCE.
Claro que el hilo siempre se cortará por la más fino.
Allí está todavía guardado Bengoa, mientras sus superiores andan sueltos.
Llama la atención también que todos estos casos de “enchastre” como les llama
Fernández Huidobro pertenezcan a su sector.
¿Será por el éxito electoral interno? ¿O cuestiones de casualidad solamente?
4/8/09 Mensaje de la 36

No hay comentarios:

Publicar un comentario