24 ago. 2009

NOAM CHOMSKY EN VENEZUELA


"La instalación de las bases militares estadounidenses en Colombia es solamente una parte de un esfuerzo mucho más amplio para restaurar la capacidad que tiene Washington para la intervención", afirmó Noam Chomsky, lingüista y ensayista político de EE.UU., durante su conferencia ofrecida este lunes en la sala José Félix Ribas, del Teatro Teresa Carreño.

Advirtió que EE.UU. espera expandir sus bases militares "y hay rumores no confirmados para crear otras bases más".

Apuntó que la ayuda militar total norteamericana en el hemisferio excede la ayuda económica y social... "Eso es un nuevo fenómeno que no ocurrió durante la Guerra Fría (...) Estos programas han fortalecido las fuerzas militares dentro de la región a costa de las autoridades civiles y han exacerbado problemas de derechos humanos y han generado conflictos sociales muy importantes e inestabilidad política, de acuerdo con un estudio por la oficina de Washington para América Latina", precisó Chomsky.

Destacó además que por primera vez en su historia, los países de América Latina están decidiendo cómo resolver sus problemas sin la presencia de los EE.UU. Apuntó que la Unasur es un paso muy importante en el difícil proceso de integración.

Cuestionó asimismo el papel asumido por EE.UU. durante el "golpe militar clasista que sacó del poder al presidente hondureño Manuel Zelaya". A su juicio, fue débil la respuesta estadounidense, pues no hizo uso de su influencia. Citó por ejemplo que el embajador de EE.UU. nunca fue retirado de Tegucigalpa ni tampoco realizó una sanción económica.

Destacó el reciente informe de Amnistía Internacional que denunció graves violaciones de Derechos Humanos en Honduras por el régimen de Roberto Michelleti. Afirmó que tal información debió estar en las primeras páginas de los medios de comunicación, pero pasó de bajo perfil.

Unasur debe pronunciarse enérgicamente contra las bases militares
Sobre las acciones diplomáticas y comerciales que Venezuela ha tomado ante la instalación de bases militares estadounidenses en Colombia, Chomsky argumentó que el país solo no puede tener una respuesta significativa, y que esa es la tarea de la comunidad de naciones en su totalidad.

En este sentido, indicó que la reunión de Unasur que se realizará esta semana, debe ser el espacio propicio para una declaración más fuerte, que se oponga a la militarización del continente.

Exhortó a que los países en conjunto dejen muy claro que éste es un problema regional. Asimismo indicó que se debe llamar a una zona de paz con el fin de impedir cualquier tipo de presencia militar extranjera. "Venezuela puede ayudar a impulsar esta propuesta, pero sola no puede lograrlo", aseveró.

Enfatizó en que sí resulta muy peligrosa y provocadora la decisión de Colombia, ya que será una sociedad militarizada vinculada con una superpotencia, que desea restablecer su dominación en el hemisferio.

Advirtió que Estados Unidos siempre buscará una excusa para tener presencia en otros países, sobre todo en las regiones estratégicas que tengan fuentes energéticas adyacentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario