29 jun. 2009


SIGUE LA DICTADURA Y LA REPRESION EN HONDURAS





COMO TODOS los lunes el sociólogo norteamericano
James Petras realizó para CX36 radio Centenario un análisis del panorama internacional de noticias.
A continuación transcribimos el diálogo que Petras
mantuvo con Efraín Chury Iribarne.
Petras: Aquí estamos analizando los acontecimientos
en Honduras y las respuestas internacionales
en un panorama por una parte muy clara y por otra
muy oscuro.
Hablamos del golpe de estado y las respuestas de
los diferentes organismos internacionales, regionales
y también la respuesta de Venezuela y del presidente (Manual) Zelaya.
Chury: Aquí hay expectativa sobre cuál es la actitud
asumida por el gobierno norteamericano frente al primer
golpe que se opera en jurisdicción del gobierno de
Barak Obama.
Petras: Bueno, otra vez hay una división. Un sector
de izquierda analiza los vínculos entre los militares
hondureños, el Pentágono y las organizaciones clandestinas
norteamericanas como la CIA y las fundaciones con las ONGs golpistas
y concluyen que los EE.UU. estaba implicado, cómplice, porque
el control que tienen, la influencia que han tenido los militares norteamericanos
en Honduras es muy profunda y de muy largo plazo.
Hace tiempo Honduras era trampolín para el golpe
contra Arbenz en el 54; era la punta de lanza para la invasión
de Cuba en el 61; era la casa de los contras con 20mil soldados mercenarios
lanzados desde Honduras, etc.
Es un país muy colonializado hace mucho tiempo y Zelaya por otro lado es un
burgués reformista que tibiamente crítico o podíamos decir independiente de algunas
políticas norteamericanas del pasado y de la actualidad y trata de conseguir
beneficios vinculándose con Venezuela por la ayuda petrolera,
la ayuda económica, etc. y creo que el hecho de que asumió una autonomía
relativa en relación con la integración del ALBA asociándose
con Venezuela, fue la razón para que lo desplazaran.
Ahora, la política de Obama es mucho más sutil que en el pasado.
Diplomáticamente han condenado la situación de violencia y en
primera instancia no condenó a los militares por el golpe
pero después que la OEA lo hizo en forma unánime ellos se sumaron a la denuncia.
Pero uno sabe que lo que dicen en público, en foros donde no tienen alternativa,
es una cosa y lo que hacen a partir de sus contactos y vínculos en Honduras
es otra cosa. Ahora, la prueba de si los Estados Unidos están involucrados o
no, va a pasar por las medidas que tome la OEA.
Hay varias posibilidades en eso.
La política norteamericana es: las fuerzas deben dialogar con los golpistas en el
Congreso y el presidente títere trata de resolver el conflicto.
Como sólo quedan 6 meses del régimen elegido, podrían prolongar las negociaciones
para que se vuelva al gobierno por poco tiempo pero sin posibilidades de
aprobar la reforma de la Constitución.
Hay que reconocer varias cosas: Zelaya no proponía un referéndum. Era una consulta
que no tenía fuerza de ley. Y segundo, fueron los militares que se negaron a
cumplir las órdenes del presidente elegido. Y en este contexto, decir simplemente
que haya un diálogo entre los violentos, los ilegales, los golpistas, con el presidente
elegido, me parece un disparate por esta razón:
Washington quiere castigarlo como un ejemplo para los otros países en el Caribe, de
lo que podría pasar si ellos se pliegan con Chávez.
Y es una doble política. Lo que la izquierda, incluso algunos que deben saber mejor, en
Rebelión por ejemplo, es que el asunto de simplemente criticar formalmente
no significa nada con este presidente que tenemos.
Es lo mismo que pasó con Irán con el golpe fracasado, de criticar el proceso electoral
mientras están fomentando y financiando a los golpistas en las calles.
En este caso utilizaron una parte de la institucionalidad y en Irán tiraron a los
estudiantes y a los sectores más pro occidentales a la calle.
Pero es el segundo golpe del señor Obama muy bien disfrazado y con la complicidad
de la izquierda que sólo se enfoca en lo más superficial sobre
los militares, que son simplemente instrumentos de la política norteamericana.
Todos entrenados por Estados Unidos, todos asesorados por Estados
Unidos, todos han recibido ayuda financiera y armas de Estados Unidos.
Incluso hay actualmente asesores norteamericanos que funcionan en la Embajada y
tenemos el caso de los militares norteamericanos que en ningún momento intervienen
para decir «nosotros nos oponemos a este acontecimiento».
Chury: Quiere decir entonces que en realidad es muy hipócrita la posición del
gobierno de Obama
Petras: Bueno, es muy inteligente manejar mejor las relaciones públicas y lo que
calla, lo calla bien para que la OEA no condene a Estados Unidos sino condene
simplemente a los militares y mientras tanto las declaraciones
de la OEA son que las protestas deben respetar el marco constitucional.
¿Qué marco constitucional existe cuando el Congreso, la Corte Suprema y los militares
han destituido al presidente elegido? No hay un marco constitucional; es un
marco antidemocrático y anticonstitucional.
Entonces sólo quieren que la gente marche en protesta y vuelvan
a casa y los sindicatos y los campesinos tienen otro
proyecto: una huelga general indefinida y marchas permanentes
hasta que el gobierno de Zelaya vuelva. Entonces hay una diferencia
sutil que la gente debe anotar porque los grandes títulos
dicen «OEA repudia el golpe», muy bien. Pero después
¿cómo van a manejar la situación, a partir de negociar con estos poderes
golpistas que son un frente muy poderoso? ¿Y qué podría
salir de eso, desarmar la posibilidad de un voto
constitucional y vuelve Zelaya como preso en la presidencia
sin capacidad de crear un marco mejor para que los procesos democráticos
marchen en Honduras?
Por eso digo que hay una parte clara y parte oscura en eso. Porque todo el
mundo aplaude que las Naciones Unidas, la OEA, el ALBA, el MERCOSUR, UNASUR,
condenan el golpe. Sí, está bien, ¿pero cuáles son las acciones prácticas?
¿Van a imponer un embargo, van a romper relaciones con los golpistas, van a organizar
algún embargo sobre el comercio? ¿Qué medidas prácticas van a tomar?
¿Estados Unidos va a retirar su embajador, va a retirar
sus asesores golpistas, etc.?
Porque simplemente una denuncia folclórica y que todo siga normalmente económica
y políticamente me parece un acto muy simbólico
e inconsecuente.
Chury: Parece que para Honduras la suerte está echada.
Petras: Bueno, no sé en qué grado. Por ejemplo, lo que preocupa a Bachelet y
los otros gobiernos burgueses en América Latina, es que si este golpe contra un
gobierno burgués liberal de Zelaya, que no ha cambiado ninguna propiedad, no ha
nacionalizado, no ha hecho ninguna reforma agraria
sino que sólo ha facilitado los derechos democráticos de las organizaciones sociales
para que puedan articular sus reivindicaciones. En ese sentido es un demócrata
pero sin ninguna radicalidad en medidas socio-económicas, por eso quería revisar
la Constitución para introducir algunos cambios socio-económicos pero
hasta ahora las medidas más progresistas están en
la política externa. Pero todos los gobiernos de América Latina deben
estar muy preocupados porque ellos se pueden identificar con un
gobierno liberal demócrata y si sale un golpe contra Zelaya
¿por qué no se pueden multiplicar los golpes ahora
en América Latina a partir de las crisis económicas y las
dificultades para continuar con la política económica
actual entonces son sus propios intereses que están
sobre el fuego ahora. Incluso el gobierno de Uruguay
debe revisar que un golpe en Centro América puede parecer
algo común y ellos no están en este círculo pero
los militares tienen una manera de tomar lecciones de
lo que pasa en otras partes y de lo que se puede hacer, que pueden no escapar a un
castigo ejemplar. Por esta razón yo creo que todos quieren
condenar el golpe; porque podría ser un efecto dominó: un golpe en Honduras,
después un golpe en Ecuador; un golpe pasando por
Bolivia, etc. Y por esta razón yo creo que es muy peligroso
y Washington está mirando a ver cómo todo eso va a
pasar. Yo creo que la primer prioridad de Washington es
desplazar a un aliado de Chávez y segundo, el mal
menor es que vuelva a ser gobierno pero encuadrado
en un contexto donde no puede continuar mandando, como un presidente preso
en la casa presidencial. Y después en noviembre, en menos de 6 meses, otra
elección donde el partido liberal cambia el candidato, pone a un reaccionario de
turno y termina el peligro de una alianza centroamericana con Chávez.
Creo que hay dos carriles en Washington: uno es simplemente
desplazar a Zelaya y terminar con una prolongación falsa de este gobierno.
Una indicación de todo eso es el reportaje del BBC
que hemos leído esta mañana.
Tiene unos 15 parágrafos y 13 están dando voz
y opinión de la derecha. Incluso diciendo mentiras que el señor Zelaya quería poner
una enmienda a la Constitución lo que es mentira porque
era una simple consulta, no era un referéndum propiamente.
Y segundo, hay comentarios del gobierno transaccional
de los golpistas, comentarios de algún fulano en la calle que dice que está alegre
de que se tumbó al gobierno, etc. etc.
Es un artículo pro golpista de la BBC que es un medio
muy degenerado en los últimos años.
Pero yo creo que los medios reflejan algo de lo que realmente piensan en
Washington y los argumentos que van a mencionar: que los militares estaban
respaldados por la Corte Suprema, que no es una violación al gobierno civil sino
que los militares están controlando, revirtiendo el orden completamente.
Creo que tratan de esconder con una nube de humo la gran significación
del golpe, darle alguna legitimidad poniendo énfasis sobre el nuevo presidente
del Congreso. Hablan de que era el segundo en la jerarquía presidencial, etc.
Y yo creo que debemos leer de cerca lo que dicen los medios en este sentido, que
tratan de minimizar la significación del derrocamiento.
Chury: En síntesis Petras, Estados Unidos, ¿es ajeno a este golpe en Honduras o
es parte del golpe?
Petras: Yo creo que están implicados y hay que decirlo, que no tuvieron problemas
en convencer a los militares porque los militares
estaban en desacuerdo en parte por sus propios intereses
e ideología y toda la oligarquía estaba en contra
simplemente porque no controlaban a Zelaya como controlaban a todos los mal
llamados presidentes pasados, entonces era una confluencia de intereses imperialistas,
oligárquicos y militares.
Y yo no tengo ninguna duda de que con la presencia
norteamericana, la presencia militar profunda en Honduras, no hay ninguna
posibilidad de que este golpe ocurra sin la presencia y
complicidad de los Estados Unidos.
Uno no puede imaginar un gobierno más subordinado
al Pentágono que los militares de Honduras, que no actúan simplemente por su
cuenta, no actúan independientemente de los EE.UU.
no actúan sin que los EE.UU. y los militares, que
funcionan en las mismas barracas, en los mismos
Ministerios, no se puede imaginar que el Ministerio de Defensa de Honduras pueda
actuar sin la complicidad activa de los Estados Unidos.

Entrevista en Pacífica KPFA Escuche a Petras
Desde Tocoa unos compañeros nos han enviado imágenes de la marcha por la resistencia pacifica.

Es importante que estas imágenes sean conocidas a nivel internacional debido a que los compañeros ESTAN INCOMUNICADOS y urge que la comunidad internacional intervenga para restituir el orden constitucional y la democracia en el hermano país.

Columna Libertaria Joaquín Penina
Detienen a equipo periodístico de teleSUR en Honduras

Militares golpistas en Honduras detuvieron el equipo de teleSUR desplegado para la cobertura del golpe de Estado contra Manuel Zelaya, incautaron además todo el material de trabajo de esta cadena por transmitir los hechos que ocurren en el país."Esto es un atentado a la libertad de prensa, ustedes nos están reprimiendo", senuncia la correponsal Adriana Sívori mientras era detenida.

CANCILLER CUBANO HABLANDO EN REUNION ALBA URGENTE SOBRE HONDURAS

26 jun. 2009

INTENTO DE GOLPE DE ESTADO EN HONDURAS


ALREDEDOR DE las 4:00
pm, los seguidores de Zelaya
abordaron autobuses
para realizar una misión
«para garantizar los derechos
de los hondureños»,
que en principio era secreta.
Rafael Alegría, dirigente
de Vía Campesina, confirmó
a Telesur que la «misión» a
la que se refiere Zelaya consiste
en ir a la Fuerza Aérea,
acompañados del pueblo
que lo apoya, para intentar
recuperar el material electoral
que las fuerzas militares
se negaron a distribuir, y que
es necesario para realizar la
consulta electoral este domingo.
Posteriormente, el
propio Zelaya lo confirmó vía
telefónica a Telesur e indicó
que las fuerzas militares le
indicaron no tener problema
en recibirlo.
A las 4:30 pm, hora de
Venezuela, Zelaya y miles de
sus partidarios ingresaron
al aeropuerto de Toncontín
en Tegucigalpa, según mostraron
imágenes en directo
de Telesur. «Rescataremos
las urnas y evitaremos que
las incineren», indicó Luther
Castillo, dirigente de movimientos
sociales hondureños.
A las 5:20 pm, se conoció
a través de Telesur que el
material estaba siendo entregado
a Zelaya en medio de
un clima de tranquilidad, y
estaba siendo colocado en
camiones. Organizaciones
sociales lo recibirían con el fin
de distribuirlo y realizar la Encuesta
Nacional este domingo.
A las 6:00 pm, Zelaya indicó
que lograron “sacar el
material” luego de que los
militares accedieran a que
entrara al lugar acompañado
por una caravana de ciudadanos.
“Nosotros estamos llevando
urnas para que el pueblo
hable», dijo. Las oligarquías
«no quieren que el pueblo
se exprese y opine. Este
es un acto importante, porque
el pueblo vuelve a la normalidad,
ya que tiene el instrumento
para hablar que son las urnas
electorales”, señaló.
El jefe de Estado manifestó
que “todo el mundo va a
poner su carro” para distribuir
las urnas en las cabeceras
municipales a partir de las
6:00 de la mañana de este
viernes. “La consulta ciudadana
no es necesaria hacerla
con el Tribunal Electoral, porque
es para las elecciones.
La consulta ciudadana puede
hacerla cualquier encuestadora,
cualquier alcalde o la
sociedad civil organizada”,
aseveró.
Lo que se busca con la
consulta es la “opinión del
pueblo” y la encuesta “no es
vinculante”. Sin embargo, “los
grupos fácticos se han
opuesto a que el pueblo se
exprese en una forma legal,
constitucional, porque es
nuestro derecho garantizado
en las leyes del país”, sostuvo
Zelaya.
Si el pueblo apoya la colocación
de una cuarta urna en
las elecciones de noviembre,
el Ejecutivo presionará al
Congreso para que apruebe
las leyes necesarias para
realizar esta acción. De ganarse
este referendo de noviembre,
que sí será vinculante, se
llamará a Asamblea Nacional
Constituyente en 2010.
«CORTE SUPREMA
DECRETÓ QUE LOS
MILITARES SE PUEDEN
GOBERNAR SOLOS»
Zelaya, antes de partir a la
«misión», pidió a quienes lo
apoyan acudir de inmediato
a la casa presidencial, por si
se intenta alguna violación al
hilo constitucional, como se
ha estado rumorando desde
el miércoles.
Recordando las dictaduras
que existieron en el pasado,
señaló que la decisión de la
Corte Suprema intenta reintegrarles
el poder a quienes
abusaron de él en el pasado.
«La Corte Suprema de Justicia,
interfiriendo en otro poder
del Estado (...), decreta que
los militares se pueden gobernar
solos», señaló. «Nos
están haciendo retroceder a
la época de la dictadura». No
dudó en señalar al tribunal
como la «Corte Suprema de
Injusticia» recordando otras
sentencias emitidas por dicho
ente en el pasado, en contra
de los derechos del pueblo.
«¿Quisiera saber qué pasaría
en Estados Unidos si
desobedecieran una orden al
presidente de los Estados
Unidos? ¿Qué pasaría si el
presidente Barack Obama les
diera una orden y ellos la desobedecieran?
Le dio un mensaje a la oficialidad
de las Fuerzas Armadas:
«No se presten a
ese juego de la oligarquía
mediática y económica de
Honduras. Si le siguen haciendo
caso a dos periódicos
y sus dueños, si le siguen
haciendo caso a dos
ricos y sus dueños, Honduras
no va a avanzar» en las
transformaciones necesarias.
Zelaya también dudó
en que todos los militares
hondureños estén de
acuerdo en desacatar al
Presidente.
Indicó que el artículo 5 de
la Ley de Participación Ciudadana
indica que los ciudadanos
puedan convocar a
la sociedad para emitir opiniones
sobre los problemas
que los afectan. «¿Cuál es
el delito de hacer cumplir
esta ley?», se preguntó.
“EL APOYO DE NUESTROS
PUEBLOS SE MANTIENE Y
SE FORTALECE».
«Hacemos un llamado a
la comunidad internacional,
estamos alertas ante cualquier
intento del poder legislativo
de entrometerce en las
atribuciones del poder Ejecutivo,
de disminuir su autoridad
o de tratar de arrebatarla
», advirtió.
«En esta ociasión pongan
atención a lo que esta ocurriendo
en Honduras, que no
se permita nuevamente
atentar contra la voluntad del
pueblo y contra la estabilidad
de un presidente legítimamente
electo».
Zelaya envió este jueves
desde la Casa de Gobierno
un mensaje de alerta a los
presidentes del mundo frente
a lo que ha catalogado
como «una revelación en
contra del poder pueblo, del
poder civil» y ratificó que
«nadie detiene» la consulta
del domingo.
Sobre esta decisión Zelaya
declaró frente a un nutrido
grupo de movimientos
sociales que «la decisión de
la Corte no es en contra de
mi persona sino en contra
del pueblo de Honduras».
Calificó como una «Corte
Suprema de Injusticias» al
órgano que éste jueves desconoció
su decisión.
«Ahora la Corte de Justicia
que le hace justicia nada
más a los poderosos, a los
banqueros y a los ricos de
este país, declara ilegal la
participación del pueblo en
una encuesta legítima y
constitucional», dijo.
«Que verguenza esa Corte
de Justicia para los
hondureños.Hoy le reintegran
el poder para que abusen
del pueblo», agregó.
El Presidente hondureño
luchó contra un intento de
golpe de Estado civil y militar
en su país. Encabezó a
miles de sus partidarios en
una toma del aeropuerto de
Toncontín, logrando que los
militares les devolvieran las
urnas electorales y otro material
necesario para realizar
una consulta este domingo
sobre una Asamblea Constituyente,
material que iba a
ser destruido por orden del
Tribunal Electoral.
Desde el Palacio Presidencial
de Honduras y ante
miles de sus partidarios, el
presidente Manuel Zelaya
criticó la decisión de la Corte
Suprema de Justicia de
ordenar restituir en sus funciones
al Jefe del Estado
Mayor Conjunto de la Fuerza
Armada, Romeo Vásquez,
quien fue removido de su
cargo este miércoles en la
noche por desobedecer las
órdenes del presidente Manuel
Zelaya, para iniciar la
distribución del material
para la encuesta del próximo
domingo.
En Honduras se vive una
profunda crisis política, dado
que los poderes públicos -
en particular el Judicial y el
Legislativo- se oponen a la
decisión del presidente Zelaya
de convocar a una consulta
este domingo, solicitada
con las firmas de 500 mil
ciudadanos, para preguntarle
a la población si están de
acuerdo con colocar una
cuarta urna en las elecciones
generales del 29 de noviembre
-junto a las urnas
para elegir presidente, diputados
y alcaldes- para que
se decida si se convoca a
una Asamblea Constituyente
que apruebe una nueva
Carta Magna.
Dicha consulta es de carácter
no vinculante (no hay
obligación legal en cumplir
su resultado), por lo que el
presidente Zelaya acusa a
los poderes Legislativo y
Judicial de intentar evitar que
el pueblo exprese su opinión.
Estos poderes públicos,
instigados a su vez por
sectores empresariales y
los dueños de los principales
medios de comunicación
privados, aseguran que
el llamado es «ilegal»; ese
fue el mismo argumento de
Romeo Vásquez este miércoles
para negarse a obedecer
las órdenes del Presidente
hondureño.
Zelaya ha reiterado en
numerosas ocasiones que,
tras este cerco que se hace
en su contra, hay un intento
de deponerlo. En declaraciones
a Telesur, afirmó: «La
corte ha violentado totalmente
el Estado de Derecho al
quitarle facultades al Presidente
y poder asumir la comandancia
general. Han
vuelto a revivir ese monstruo
de los ochenta, de revivir la
dictadura y hacer que el Estado
Militar sea más poderoso
que el civil». Denunció
que hay un intento de desestabilización
y llamó a las
Fuerzas Armadas, como
parte del pueblo, a no prestarse
al juego de la oligarquía.

Este jueves el presidente
de Honduras,
emitiendo un discurso
rodeado de representantes
de movimientos
sociales y partidos
políticos que lo apoyan,
señaló que “nada
detiene la consulta del
domingo”, ello a pesar
de que el Tribunal
Electoral hondureño
había ordenado retener
y destruir el material
electoral necesario
para su realización. La
comunidad internacional
ha dado su apoyo
al presidente hondureño,
así lo ha hecho
saber la mayoría de
los presidentes latinoamericanos,
y organismos
internacionales.
El Presidente
uruguayo como es
costumbre mantiene
absoluto silencio.
La Juventud

22 jun. 2009

A DUPLICAR LA DEUDA


muro en la calle Agraciada.

PARA SEGUIR
ENDEUDANDONOS VOTA A MUJICA.



Sólo 21 por ciento de los peruanos apoyan a Alan García












El apoyo a García alcanzó un 21 por ciento, nueve puntos porcentuales menos que en mayo, en la tercera caída sucesiva mensual en la aprobación del mandatario, el más bajó desde noviembre y septiembre del año pasado, cuando cayó hasta un 19 por ciento en ambas ocasiones.


El presidente de Perú, Alan García, vive en este mes la desaprobación más alta desde noviembre 2008, luego del error admitido al promover el proyecto de Ley que pretendía la explotación de los recursos naturales de la Amazonia de esa nación, finalmente obligada a derogar tras las protestas de los indígenas.

De acuerdo con una encuesta nacional Ipsos Apoyo, los ciudadanos de ese país culpan al presidente de la muerte de más de 40 personas al ordenar la represión de las concentraciones efectuadas entre mayo y junio.

El apoyo a García alcanzó un 21 por ciento, nueve puntos porcentuales menos que en mayo, en la tercera caída sucesiva mensual en la aprobación del mandatario, el más bajó desde noviembre y septiembre del año pasado, cuando cayó hasta un 19 por ciento en ambas ocasiones.

"La mayor parte de la población simpatiza con la posición de las comunidades nativas y considera que el Gobierno debió consultarlas antes de promulgar los cuestionados decretos legislativos, dijo el director de Ipsos Apoyo, Alfredo Torres.

"El presidente y su ministra del Interior son señalados como los principales responsables de las muertes ocurridas el 5 de junio. La desconfianza es de tal magnitud que la mayoría asegura que en los enfrentamientos murieron más nativos que policías", agregó.

La semana pasada el mismo mandatario asumió su error ante el país y ordenó al Congreso la derogación de los decretos 1090 y 1064, que se refieren a la explotación de los recursos de la Amazonia.

TeleSUR - Reuters/PR

20 jun. 2009

5 jun. 2009

Perú: Represión gubernamental causa la muerte a por lo menos 25 indígenas en la región amazónica

En la madrugada de este viernes 5 de junio, un helicóptero de las fuerzas policiales de Peru atacó una concentración de personas que desde hace más de 55 días luchan contra los decretos aprobados por el gobierno de Alan García Pérez para ajustarse al Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.



La versión que ofrecen los pobladores de la región de Bagua y las organizaciones indígenas es contraria a la que ofrecen las autoridades del gobierno de Alan García. Algunos medios de comunicación peruanos obvian el hecho del fallecimiento de por lo menos veinte manifestantes.

DI QUE NO