16 jul. 2009

AUTISMO GUBERNAMENTAL BOTNIA SE FUE SIN AVISO

En el día de ayer se conoció que la empresa Botnia
sin duda el mayor capital instalado en el país cambió de firma, y más allá del enorme
esfuerzo hecho por el gobierno por demostrar sus bondades, la empresa
tal como es el estilo del gran capital
demostró que el estado y el
gobierno no escapa al
tratamiento de mandadero de sus servicios.
Mientras en estos días el presidente Vázquez levantó su gestión
desde el punto de vista de la inversión en el
país , el gobierno del
Frente Amplio no sabía que existía
una negociación que
implicaba el alejamiento de Botnia
de Fray Bentos, y más
del 90% de sus acciones pasaba
a la también finlandesa UPM. Kymmene.
Si algo faltaba al complejo celulosa construido sobre
una zona franca y con uno de lo giros más impresionantes
de la política del gobierno actual, es lo que acaba
de pasar en estos días donde el cambio de firmas de
las mayores del mundo de producción de celulosa, nuclear,
y bio combustibles, se produjo sin que el gobierno
nacional y la opinión ciudadana se enterara.
Una de las mayores operaciones de inversión de capital,
que ha generado una gran controversia y con influencias
negativas en todo el proceso productivo nacional
que se produjo en nuestro país, ha producido un
nuevo cambio esta vez monopólico, en la que como no
podía ser de otra manera el gobierno uruguayo ha sido
el último en enterarse.
En realidad es el rumbo que se ha tomado, mientras
el Dr. Vázquez anunciaba que su gobierno había promovido
la inversión extranjera como ningún otro gobierno
anterior, lo había hecho dejando por el camino a
el gobierno Batlle, de Sanguinetti y hasta el propio Lacalle,
y mientras los más altos empresarios lo aplaudían,
el cambio de dueño de la principal empresa papelera
aun no se conocía.
Propio de nuevo mundo en que el capital manda sobre
países, gobierno funcionales y sobre la soberanía
de los países de la región.
Sin duda que estas colosales inversiones han sido el
sueño dorado de los grandes propietarios de la tierra,
que han visto como se integran a la propuesta de la
“aldea global”, arrasando el medioambiente, plantando
árboles, y buscando elevar las ganancias sin conflictos
sociales y sin concentraciones de trabajadores innecesarios.
También en ello los dirigentes sindicales han cambiado
apoyando a Botnia que iba a dar trabajo, ahora
será UPM, la que se llevará las enormes ganancias obtenidas
de la super explotación de los trabajadores nacionales
que implica la existencia de mano de obra barata
para las inversiones privadas y de la ventajas comparativas
que existen con el clima y el suelo en nuestro
país.
Lo que no dijo el presidente los días pasados y está
en la tapa del libro es que los inversores vienen pues su
política ha garantizado la reducción del salario nacional,
gracias a los auspicios de Castillo y compañía. Ello
es parte de la funcionalidad de la política del FA en esta
etapa.
Los burgueses están más que complacidos con está
política. Mujica, Astori y Vázquez, aunque usted no lo
crea le han ganado la confianza del público inversor
que frecuenta los hoteles donde se dan las conferencias,
y estos, en estos días los han aplaudido frenéticamente.
Lecueder, López Mena, Salgado, Magurno, los
israelíes, los belgas y faltaba más también los finlandeses,
los portugueses y los españoles, aplauden la gestión
inversora. Lo mismo podríamos decir, de los capitales
que operan a la orilla del Plata y San Pablo.
Mientras tanto, el gobierno propone cambiar los restos
de Artigas de lugar.
Lo que hay que hacer es cambiar de política y terminar
con el continuismo del gobierno del Frente Amplio,
en materia económica.
Hasta ahora lo único que han cambiado es el nombre
de alguna calle, tapado algún pozo, y hecho alguna plazita.
Pero el hambre crece, mientras el oficialismo sindical
hace la plancha.
Editorial La Juventud

No hay comentarios:

Publicar un comentario