25 nov. 2009

URUGUAY: Casino Carrasco Nueva concesión a privados por treinta años

En estos días, nuevamente el oficialismo a través del gobierno de la capital
ha concretado casi como regalo de fin de año la concesión del polémico Hotel
Casino de Carrasco, en una nueva adjudicación de su funcionamiento por
treinta años, es decir una privatización más. En realidad si bien no hay nada
nuevo bajo el sol, pues ya hay antecedentes de este tipo.
En el tema de adjudicaciones a privados no hay más que recordar lo que fue la
adjudicación al campo de golf de Punta Carretas, hace ya varios años en otras
administraciones frenteamplistas de gobierno en la capital.
El proceso de privatización de las órbitas de gobierno departamentales no son nuevas,
a esta altura es muy difícil ubicar algún lugar importante que no esté orientado
por el proceso de privatizaciones o tercerizaciones, o concesiones por décadas
como son algunos casos.
Podemos decir que este es el cuarto período de gobierno, del Frente Amplio
en Montevideo, sin embargo podemos decir que lo que se expresó tímidamente
al principio en otras circunstancias políticas, hoy ya constituye un proceso
desembozado y abierto. Siendo las privatizaciones ya un modelo de todo el proceso
de gobierno municipal. Claro que el juego es un lugar muy tentador, y las irregularidades existentes en la administración anterior de Arana donde desaparecieron unos 15 millones
de dólares en el caso Bengoa, no ha dado para que nadie se contenga en el proceso
privatizador sino todo lo contrario, luego de este proceso de corrupción, donde el caso
aun está abierto, las autoridades del gobierno actual han continuado con la línea
privatizadora y de concesión a privados por concepto de obras y servicios en
el ex Casino Carrasco antes municipal. Es necesario entonces recordar que el proceso
de pasaje del juego de la órbita municipal o nacional ha marcado ésta tendencia que ya
no tiene contención ni límites en la acción de las autoridades ya sean departamentales o nacionales. También es necesario tener presente que en este proceso de privatización
de los Casinos ha estado involucrada toda la política del Frente Amplio y particularmente
de sus gobiernos.
Muchas veces se dice que hay que darle tiempo a la izquierda para su gestión de gobierno,
pero lo cierto es que cuanto más tiempo tiene, más privatiza.
Este es un ejemplo muy claro de ello, donde de a pedazos se han ido privatizando
secciones y otorgando importantes omisiones impositivas para favorecer los
emprendimientos de los honorables privatizadores frenteamplistas y progresistas, claro está.
Las “grandes superficies” y sus insignificantes impuestos, es todo un tema en el que mucho que ver tiene también el gobierno municipal de Montevideo, pero que a esta altura de los acontecimientos se puede decir que es nacional. No hay más que acordarse de lo que ya
nadie se acuerda: “que pague más el que tiene más”, y menos el que tiene menos,
acuñado en varias campaña electorales del FA, cuando todavía era oposición.
No hay lugar a dudas que en materia de privatizaciones y cierre de obras,
la IMM ha hecho lo suyo sumándose al corte de cintas en la zona más rica de Montevideo,
para votar “al gobierno honrado y de primera” del Pepe y Astori, el próximo domingo.
Eso sí, casas para los trabajadores de la construcción que viven más del 70 %, en zonas de asentamientos no hay, construcciones para Pocitos y Punta Carretas las más
costosas y para el negocio inmobiliario es dónde más se construye.
Por esto también votaremos nulo, pues trasciende lo que ha sucedido en el gobierno departamental y se ha transformado en una política que es más de los mismo.
Privatizaciones y gobierno para beneficiar a los poderosos.

La Juventud

No hay comentarios:

Publicar un comentario