14 nov. 2009

Acerca de las elecciones

Marcia Rodríguez Otegui


Bueno, esta nota yo pensaba hacerla luego de realizada la segunda vuelta en el Uruguay pero lamentablemente la variada opinión de muchos periodistas que he leído en estos días me decidió a hacerlo antes de lo pensado y sin poder procesar angustia, dolor, y algo de bronca.
Porque según mi manera de pensar las opiniones acerca de temas tan trascendentales deben ser medidas, cuidadosas y no irrespetuosas, creo que para analizar los hechos hay que poner algo de distancia y toda lo objetividad que se pueda, obviamente.
Pero ocurre que además, de que un número importante de compatriotas me niegan la ciudadanía después de haber tenido que irme de mí país cuando lo dirigían los milicos y el miedo cundía por todas partes hay un montón de uruguayos que no se involucran con la historia reciente y miran para otro lado. Esto es lamentablemente cierto más allá de los errores de quienes estuvieron al frente de la campaña por el voto rosado.
Todo esto sumado a las muchas notas acerca de las elecciones en Uruguay que he leído en estos días y que sólo traducen el importante triunfo del Frente Amplio. Yo, como uruguaya fundadora del FA y del MPP en Argentina, había decidido esperar al 29 de Noviembre para decir lo que pienso pero cambié de opinión. En medio de esta mezcla de tristezas y broncas voy a tratar de ponerme un paño frío para opinar.
Aclaremos: el plebiscito por el voto en el exterior no fue votado ni siquiera por los votantes frenteamplistas, eso indican los números escrutados.
En el Uruguay el desconocimiento de la población acerca del contenido de esta petición es muy grande, la divulgación de este tema es responsabilidad de quienes lo implementaron, también son responsables de implementarlo a sabiendas de que había otro plebiscito; el de anulación de la Ley de Caducidad. Con estas circunstancias y conociendo además la molestia que anida en muchos uruguayos que están en Uruguay hacia los uruguayos que estamos en el exterior, habría al menos que destacar que este hecho es por demás lamentable e injusto y que los militantes del F.A poco hicieron por instalar el tema.
En cuanto al plebiscito para anular la Ley de Caducidad hay muchas cosas para decir que no he leído en las evaluaciones vertidas por algunos periodistas, como si este fuera un tema menor ante la apabullante cantidad de votos obtenidos por el partido gobernante.
Es importante tener en cuenta que los derechos humanos no se plebiscitan, porque son derechos inherentes al ser humano.
La ley es nula de toda nulidad, por lo tanto era obligación de los legisladores anularla ya que, además de ser declarada inconstitucional por la corte suprema de mi país, está violando convenciones internacionales ante la Corte Interamericana de DDHH y la Organización Mundial.
Comentario aparte merece la actitud del candidato Mujica cuando dijo en otra de sus lamentables declaraciones que “la justicia tiene un hedor a venganza” o que él no quería “poner viejitos presos”; muy respetable como opinión personal pero un tanto “confusa” para un candidato a presidente. Además no escuché en ningún momento que llamara a la población a votar la papeleta rosa, como si llamó a votar en blanco antes que a sus opositores, considero humildemente que debía haberlo intentado, porque el puede perdonar a quien sea pero los demás tienen derecho a pedir justicia.
Porque habría que estar en el pellejo de Mariana (que tan noblemente al fin después de tanto tiempo de luchar internamente se acercó a buscar su verdad, su historia). De los hermanos Julien que tienen tonada chilena pero que, como dijo Victoria, se siente tan bien en Uruguay (eso pasa porque es uruguaya), o de Valentina que recién en el año 2005 encontró lo que los genocidas dejaron de su padre. Y también sería bueno conocer la opinión que tienen del tema todos los demás hijos, padres y familiares de detenidos y desaparecidos. Sería bueno escuchar que opinan tantos uruguayos que pasaron por las cárceles de la dictadura y tantos, tantos uruguayos que se fueron obligados, sin poder elegir su destino.
No es un tema menor el desinterés del partido gobernante en este aspecto, lo ha sido desde la asunción de Vázquez remitido a una ley que es inconstitucional, que violenta la separación de poderes al otorgar al ejecutivo la potestad de decidir quiénes están incluidos o no dentro de esa ley.
Hay que tener en cuenta, también, que la Coordinadora Nacional por la Nulidad tuvo como referentes a candidatos del Frente Amplio, los cuales estuvieron abocados a su candidatura dejando en manos de los vecinos autoconvocados en Montevideo la tarea de propaganda del voto rosa. Por otra parte, acá en Buenos Aires no se pudo hacer ninguna actividad por carecer de ayuda económica, quedando a cargo de la voluntad de los militantes la difusión del plebiscito ya que ningún integrante de la coordinadora en Uruguay cruzó el charco.
Otro dato a destacar es que hubo sólo una papeleta por el “SI” y ninguna por el “NO”, el Art. 331 de la constitución dice “los votantes se expresarán por el SI o por el NO” lo cual implica que los votantes no tuvieron opciones por lo tanto no podemos saber cuántos hubieran puesto la del NO. ¿Por qué se aceptó este cambio? ¿Fue para economizar? ¿O?...
En cuanto al Frente Amplio: de aquella fuerza combativa que se mantuvo durante la dictadura sólo mantiene el nombre, porque en el afán por llegar al gobierno se le han sumado otras fuerzas como el Encuentro Progresista y la Nueva Mayoría y en las elecciones pasadas lo votaron muchos disconformes con el Partido Colorado y el Partido Blanco, los mismos que este 25 de octubre volvieron a los partidos tradicionales.
Hubo cosas rescatables en estos cinco años, pero hubo muchas otras reprobables, este no es el izquierdista Frente Amplio, este es el progresista, el posibilista.
El presidente Vázquez fue el que más hizo por los derechos humanos, pero no anuló la ley y recordemos que vetó la ley a favor del aborto demostrando cero respeto por el Parlamento y por la sociedad que según encuestas se expresó en un 60% de aceptación.
Recordemos que acá en Argentina a pesar de contar con años de lucha por parte de Madres, Abuelas y de todos los organismos de DDHH, recién durante la presidencia de Néstor Kirchner, se pudo comenzar a aplicar la justicia a los genocidas. Podría haber sucedido lo mismo en Uruguay si hubiera habido voluntad política por parte de sus gobernantes, contando además con la mayoría parlamentaria.
Hay que estar en Uruguay para ver el hambre y la pobreza, ver como esta izquierda reprime. No se trata de pasar en vacaciones o en elecciones y hablar con los que defienden este gobierno, se trata de vivir allá, todos los días, sin laburo, o ser jubilado.
En fin. No quiero decir que es lo mismo Mujica que Lacalle, y ni que hablar del hijo del dictador Bordaberry.
Pero no nos engañemos ni engañemos a los demás.
Porque Mujica es capaz de hacer un convenio con los finlandeses, pues los admira y no se trata sólo de que Botnia o Fanapel contaminen, sino que están comprando la tierra uruguaya como compran acá la argentina. Y en algunos lugares, como en Juan Lacaze, los lugareños han tenido que emigrar porque la Fanapel no los contrata; esta papelera hace mas de diez años que se está automatizando por medio de empresas internacionales, grandes monstruos que tienen sus sucursales en Argentina y en Brasil.
No nos engañemos el gobierno del Frente Amplio se refleja mejor con gobiernos como los de Chile o Brasil, que con los de Bolivia, Venezuela y Ecuador; hagan cuentas.
Claro que es mucho mejor para Latinoamérica que gobierne Mujica y no Lacalle, pero averigûen primero cuántos tupamaros están en desacuerdo con él, cuántos han votado al frente por ser lo menos malo, tal como hacen muchos argentinos.
Antes de presentar a los dirigentes del Frente Amplio como la panacea y ponerse la bandera artiguista lean varias cosas de las que dijo Artigas, tan lejos en el tiempo y tan actuales hoy.
Y cuando mencionen a los tupamaros lean lo que decía y hacía Sendic hace algunas décadas nada más.
Y no me corran como radical o disidente, no tienen ningún derecho.
- Marcia Rodríguez Otegui. Conduce el programa “la otra puerta” que sale al aire Jueves de 14 a15 hs por fm 89.3 radio gráfica


No hay comentarios:

Publicar un comentario