11 jul. 2010

Morales felicita a Uruguay por cuarto puesto y califica a Forlán como el mejor jugador del Mundial.


presidente boliviano, Evo Morales, saludó el sábado la cuarta posición obtenida por la selección de Uruguay en el Mundial Sudáfrica 2010 y calificó al delantero Diego Forlán como el mejor jugador de la cita ecuménica que bajará el telón el domingo con la final entre Holanda y España.

Morales, que observó la derrota de Uruguay con Alemania 2-3 en la residencia presidencial de La Paz, aseguró que la escuadra "charrúa" fue un "un equipo batallador y bien dirigido.

"Faltó suerte para ocupar el tercer puesto, un equipo batallador, bien dirigido por su entrenador, mi respeto, mi admiración. Por eso felicitar al Director Técnico, a la selección uruguaya, a todo el pueblo de ese país a su presidente (José) Mujica", remarcó a la agencia ABI.

"Entró por repechaje pero llegó más lejos, todo puede pasar en el fútbol", agregó al calificar al delantero del Atlético de Madrid, Diego Forlán, como el mejor jugador del Mundial.

El mandatario boliviano dijo que Forlán es un jugador "batallador , un comprometido con su equipo".

Forlán anotó el segundo gol frente a Alemania, con un remate imparable, y estrelló un remate en el travesaño en los segundos finales del partido que podría haber forzado a tiempo de alargue, recordó.

El gobernante dijo que en su evaluación personal, el volante argentino Leonel Messi "sigue siendo el mejor del mundo".

"Para mí Forlán es el mejor jugador del Mundial y Messi sigue siendo el mejor del mundo", subrayó.

El Presidente Boliviano presenció la jornada inaugural del Mundial sudafricano invitado por el gobierno de ese país y observó el partido inaugural entre la selección anfitriona y México que terminó igualado 1 a 1.

Morales dijo que el Mundial de Sudáfrica ratificó que el fútbol es el deporte de mayor integración de todo el mundo y que la FIFA gracias a este deporte es "más grande que Naciones Unidas".

El Presidente Boliviano fue el principal impulsor para que la FIFA levante definitivamente el veto a la altura que afectaba a los principales estadios de su país, particularmente al Hernando Siles de La Paz, sede histórica del equipo boliviano en las eliminatorias sudamericanas.

"Felizmente el presidente Blatter entendió. Yo le decía cómo es posible que con el tema de la altura pueda empezar a discriminar al fútbol, cuando es la disciplina que más integra al mundo", subrayó al recordar que en su visita a Sudáfrica en la inauguración del Mundial recibió la seguridad de que el tema "está sepultado".

"Yo soy un convencido que la mejor medicina para la vida, para la salud es el deporte", reflexionó.
yvke

No hay comentarios:

Publicar un comentario