21 oct. 2009



Comentarios para CX36 Radio Centenario del sociólogo norteamericano, Prof. James Petras desde Estados Unidos. Lunes 19 de octubre de 2009.

Chury: Como ustedes saben, los lunes el análisis internacional lo dejamos librado a preguntas, respuestas y comentarios de James Petras allí en Estados Unidos y ya lo tenemos en línea. Petras, buenos días, bienvenido ¿cómo estás?

Petras: Buenos días. Estamos bien aquí, ¿y vosotros?

Chury: Nosotros bien y en la recta final de la elección que será el domingo 25.

Petras: Sí, muy significativo. Creo que es el acontecimiento más importante esta semana en América Latina.

Chury: Creo que sí porque además es la única consulta de este tipo que se realiza en el sub continente. Vamos a ver concretamente qué es lo que ocurre aunque no hay muchas posibilidades de que las cosas no sigan más o menos iguales a cómo han venido sucediendo. Esa es la impresión que tenemos. Petras, como siempre, te quería preguntar los temas tuyos en este momento.

Petras: Bueno, hemos terminado toda una serie de trabajos sobre diferentes temas entre los cuales el último era Los movimientos sociales y la política de globalización. Podríamos decir que debemos rectificar algunas impresiones de la globalización simplemente fomenta grandes movilizaciones populares e incluso rebeliones de gran alcance. Lo que encontramos es que en algunas circunstancias como hemos visto últimamente con gobiernos de centro izquierda con vínculos con los dirigentes de los movimientos sindicales y sociales y con los buenos precios internacionales, están en condiciones de modificar la conducta de los movimientos y moverlos hacia un acomodamiento por lo menos con la política reivindicativa de los gobiernos de centro izquierda.

Uruguay es un caso clásico de un gobierno que ha practicado a ultranza la política neoliberal firmando acuerdos con los EE.UU... Y últimamente haciendo una cosa muy vergonzosa como la abstención frente al reporte Goldstone sobre la masacre de Israel, donde el gobierno de Tabaré Vázquez, sin vergüenzas, se abstuvieron del voto junto con Calderón de México, con Washington y otros países. Mientras la gran mayoría de los delegados en el Comité de Naciones Unidas sobre derechos humanas votaron a favor del reporte Goldstone en una condena a la violación de los DD.HH. en Gaza.

Pero esto no afecta el hecho de que la gran mayoría de los activistas en los movimientos sociales más las bases sociales del sindicalismo, van a continuar votando por el Frente Amplio. La tesis que hago es que si no hay una ruptura como producto de la globalización del neoliberalismo, si no hay una quiebra económica que rompa los vínculos entre los movimientos y los gobernantes, no vamos a encontrar rebeliones. Y no es un simple fenómeno de Uruguay porque vemos lo mismo en Argentina y en Brasil. Que gobiernos de centro izquierda tienen una capacidad única de pescar y acomodarse con los dirigentes sindicales y los movimientos.

Chury: Te quiero decir que aquí precisamente la consideración que uno puede tener es que el PIT-CNT, la central obrera, es una agencia del gobierno.

Petras: Sí, por eso digo. Hay una política de corporativismo, de incorporar todo el aparato sindical en una forma cómoda, de recibirlo en el Ministerio de Trabajo, las llamadas telefónicas, invitarlos a cenas, incluso darles algunas concesiones sindicales de pequeños aumentos de salarios, por lo menos a los sectores bien organizados y estratégicos en la economía. Mientras en la gran mayoría de los pobres faltan referentes. Como los sindicatos son oficialistas, como los dirigentes en algunos casos han sido incorporados también, la masa queda sin referentes y más o menos indiferente.

Ahora, a la hora de la campaña –y es común no sólo de gobiernos de centro izquierda o del Frente Amplio- empiezan a dar algunas concesiones, algunos proyectos de obras públicas en los barrios pobres o incluso un gasto de dinero simplemente compensatorio. Como dice un amigo con el que trabajé mucho en estos barrios, por lo menos en las campañas electorales es el único momento que el pueblo puede conseguir algo de los gobiernos neoliberales. Y eso creo que es un problema.

Pero el problema fundamental para toda la izquierda es cómo romper esta mentalidad de que mejor un gobierno de centro izquierda que un gobierno de la derecha. Es una de las tácticas que utilizan todos los social demócratas y social liberales: si no votas por nosotros viene el demonio que te va a comer. Es como los malos padres que asustan a sus hijos diciendo “si no me escuchas viene el fantasma, viene un monstruo”. Y esta mentalidad que han insertado y más que nada con gente madura, de 50 años, de si no votas por nosotros puedes perjudicar tu pensión. Y el miedo de quedarse viejo sin pensión es una fórmula formidable.

Yo lo he visto hace poco aquí; tengo un amigo aquí en la ciudad que es tornero, es socialista, pero no quiere articularlo porque me dice “tengo sólo dos años para pensionarme y es la única forma de vivir decentemente”. Y creo que esta fórmula, particularmente en Uruguay donde la población activa de trabajo ha madurado bastante porque aunque no sé cuál es el promedio ahora de trabajadores maduros imagino que está bastante alto

Chury: Aquí la definición de la elección se maneja de una manera muy curiosa, en los mismos términos que tú estabas explicando certeramente: si no votas a Mujica votas a Lacalle que es la derecha. Pero el ex guerrillero lo único que trata de conservar es a las grandes multinacionales y a los grandes organismos que dominan el país. Claro que Lacalle quiere lo mismo, pero en definitiva entre la derecha y una izquierda inexistente, la elección de la gente es muy difícil porque gane uno o gane otro aquí van a mandar los organismos internacionales, el imperio y las multinacionales. Esa es la realidad.

Petras: Es la realidad. Y lo que disfraza a esta política derechista ahora en América Latina y en parte en Norteamérica, es la manipulación de imágenes. Por ejemplo hablar en modismos populares, utilizar traje popular: blue jean, vestimentas del estilo obrero; de pretender que uno es todavía del pueblo. Sólo manipulando traje y lenguaje y no contenido de clase. Y ese tipo de seudo populismo lo manipula muy bien Mujica con su manera de hablar utilizando la jerga que él imagina que la gente utiliza en los bares y la calle.

Y eso es lo mismo que hace que Evo Morales se ponga la chomba de campesino acomodado. Lo que hace en un asentado Obama, que va hablando como una persona del barrio, popular, dependiendo de la audiencia. En audiencias más sofisticadas trata de aparecer como un intelectual pero cuando va a hablar en asambleas trata de identificarse a partir del uso de un lenguaje común a esta audiencia.

Y este tipo de seudo populismo ahora está siendo muy utilizado en varios contextos para disfrazar una política más derechista ..Es el populismo al servicio de las multinacionales.

Chury: En algún momento se habló mucho de que podría sobrevenir un cambio en América del Sur a través de todo lo que se estaba haciendo en Venezuela, en Ecuador, en Bolivia... Pero en este momento como que todo eso se ha enfriado, para volver atrás. ¿Qué puede ocurrir con esto?

Petras: El problema que encontramos ahora es que el centro izquierda ha perdido terreno. Por lo menos en el caso de Uruguay es una diferencia. Cuando Tabaré Vázquez tenía una popularidad de más del 60 %, cuando era candidato y después bajara para ganar en el primer turno una mayoría absoluta, ese no es el caso de Mujica. Mujica está entre el 40 y 48 %, tiene la primera mayoría, pero hay muchos no decididos que se quedan vacilantes, que no están seguros de qué hacer, a quién votar o no.

Y lo mismo pasa con Cristina Fernández en las próximas elecciones. En este momento las encuestas muestran que el partido oficialista va a perder. Y con Brasil está pasando algo similar. El candidato Dilma Rusoff de Lula, que es muy popular y sigue teniendo popularidad por su manejo experto de imagen populista, pero es muy posible que su candidato pierda las elecciones. Y lo mismo está pasando incluso en Venezuela donde el gobierno se empieza a deteriorar más que nada por la malísima administración y la incapacidad de los Ministerios de manejar las reformas y utilizar los fondos en una forma correcta, hay mucha corrupción.

Entonces el centro izquierda a mi manera de ver, entre ahora y 2010 va a sufrir derrotas. Pero como la izquierda está muy debilitada precisamente por el centro izquierda que ha hecho un gran trabajo coartando y neutralizando a la izquierda radical, en todos los casos el resultado del deterioro del centro izquierda puede facilitar el retorno de la derecha tradicional.

Pero lo interesante en todo eso si tomamos a Lacalle como emblemático, es que las propuestas de Lacalle y los otros, son simplemente continuar lo que los gobiernos de centro izquierda han hecho. Es decir, Lacalle dice “puedo mejorar la forma de facilitar las inversiones y los negocios”. No condena programáticamente lo que ha hecho Vázquez sino que dice “nosotros podemos hacerlo mejor. Por eso las campañas en esta situación son más que nada sobre insultos personales y lo que marcan las elecciones ahora entre la derecha y centro izquierda, es cómo tratan de personalizar las diferencias: que uno es un ladrón o uno es engañoso o tiene algún antecedente criminal.

No hay una confrontación programática, por lo menos en términos de la macro economía, sólo alguna diferencia sobre la técnica del neoliberalismo, cómo nosotros podríamos conseguir más inversiones, cómo podríamos nosotros firmar más acuerdos con los poderes externos. Eso me parece característico de lo que hemos visto con el deterioro de la centro izquierda. Creo que con el tiempo este deterioro y la vuelta de la derecha podrían abrir paso para la lucha de los movimientos más consecuentes, los partidos más consecuentes, de insertarse en esta brecha.

Chury: Me voy a otro tema. Ha habido un atentado grave en Irán del cual surgen variadas versiones y quería tener tu visión sobre el tema.

Petras: Bueno, es parte de lo que nosotros tocamos, que es el doble discurso de Obama que dice que quiere acercarse a negociaciones y diálogo con Irán, mientras sigue canalizando dinero a los grupos terroristas en las fronteras con Irán. O de kurdos, o de los baluchis o de las fronteras con Pakistán. Niega, e incluso condenan al grupo terrorista que está asumiendo los actos, pero sabemos que en el año 2007 el régimen de Bush asignó 400 millones de dólares para financiar los grupos anti Irán, incluidos los grupos terroristas.

Y ahora utilizan este incidente, esta reunión, para destruir la comandancia de las guardias revolucionarias de Irán. Eso no es simplemente para descabezar sino también para crear una tensión con Irán que no facilite las negociaciones para que Estados Unidos pueda decir 'nosotros ofrecemos negociaciones y los iraníes no están acercándose'. Pero primero, no se pude financiar grupos terroristas y después decir que no se quieren negociar con nosotros. Eso es parte de una política de Obama que la ha utilizado en forma muy grande en los últimos meses.

Quiero enfatizar que Washington tiene una política en muchos lugares conflictivos de financiar minorías separatistas y controlar sus actividades a partir del financiamiento. No sólo en el caso de Irán sino en otros lugares del mundo utiliza a estos grupos minoritarios bajo el lema de que están por la autodeterminación. Esta política la han utilizado con la URSS, ahora con Rusia, con Chechenia y una gran parte de la izquierda sigue cayendo en esta trampa.

Chury: Estamos en el final Petras. Te quería decir que el próximo encuentro va a ser ya con resultados de la elección de Uruguay a la vista.

Petras: Muy bien, hablamos el próximo lunes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario